Propiedades de la Espirulina

La Spirulina es una diminuta microalga de color verde azulado que tiene una estructura filamentosa de forma espiralada, visible solamente bajo el microscopio. La Spirulina es una de las algas más primitivas, no tiene núcleo y sus membranas celulares son suaves y sin la dura celulosa que tienen otras algas y vegetales. Esta característica asegura una fácil asimilación de sus nutrientes.

El color verde-azul oscuro viene de una gama de pigmentos naturales que provienen de la clorofila-a, los carotinoides y la ficocianina, pigmentos que captan las diferentes frecuencias y colores de los rayos del sol y que protegen al mismo tiempo el alga de las quemaduras y de los radicales libres (moléculas agresivas), producidos por el sol. Los diferentes colores del espectro solar son absorbidos por la Spirulina y almacenados en sus pigmentos, así los pigmentos de la clorofila son verdes, del caroteno son amarillos, naranja y rojos, de la ficocianina son azules. Estos pigmentos ofrecen inestimables beneficios para nuestra salud.

propiedades de la espirulina

Los Aminoácidos

La Spirulina contiene uno de los más altos porcentajes de proteínas, minerales y vitaminas, si la comparamos con otros vegetales o con la carne animal. La ausencia de bio-toxicidad de su proteína, es un factor importante para los procesos metabólicos del cuerpo humano. Durante la digestión de las proteínas de la carne por ejemplo, se producen toxinas que nuestro organismo necesita eliminar; la Spirulina, desde esta perspectiva, tiene la ventaja de no recargar ni al hígado, ni a los riñones con toxinas; por el contrario, ella nutre y protege al mismo tiempo estos órganos vitales.

La micro alga contiene todos los 9 aminoácidos esenciales y 9 de los 13 aminoácidos no esenciales en proporciones suficientes y equilibradas. Para valorar la calidad proteica de un alimento se considera no solamente la cantidad total de sus proteínas, sino su contenido en la proporción entre aminoácidos esenciales y no-esenciales, así como en su factor de digestibilidad. No existe ningún alimento (animal o vegetal) que pueda competir con la Spirulina en cuanto a su composición y al balance proteico así como a su fácil asimilación.

Los ácidos grasos esenciales

Ellos son indispensables para la producción de hormonas y enzimas y para mantener limpios los vasos sanguíneos. El consumo excesivo de grasas saturadas obstruye la absorción de ácidos grasos necesarios para nuestro organismo.

La Spirulina contiene Ácido linoleico y Ácido gamma-linolénico, ácidos grasos esenciales que pertenecen a la familia de los omega 6. El cuerpo humano puede sintetizar el Ácido gamma- linolénico a partir del Ácido linoleico. Aparte de la leche materna, la Spirulina es el único alimento completo que contiene Ácido gamma-linolénico (AGL), muy importante para el desarrollo de las funciones cerebrales del recién nacido.

El AGL es un precursor de la prostaglandina E1 (PGE1), una hormona que previene los ataques del corazón, ayuda a eliminar líquidos, mejora la circulación, baja la producción de colesterol, mejora la función de los nervios y regula la división celular.

La PGE1 es un anti-inflamatorio que ayuda a prevenir las inflamaciones y los dolores en las articulaciones. Muchos pacientes con artritis logran bajar el dolor y alcanzar grandes mejorías en sus dolencias. El AGL puede prevenir enfermedades de la piel como la soriasis y aliviar los síntomas premenstruales.

La Spirulina contiene un sorprendente 1% de AGL de su peso total o cerca del 20% de sus grasas totales.

El AGL esta calificado por la WHO (Organización Mundial para la Salud) y la FAO (Organización Internacional para Alimento y Agricultura) (1977) como un ácido graso esencial, pues debe ser suministrado en la dieta; aunque normalmente puede ser sintetizado por el organismo, existen numerosas circunstancias en que es necesario un aporte suplementario.

Las vitaminas

Las Vitaminas son indispensables como co-enzimas, ellas se acoplan a las enzimas como una llave se acopla a su cerradura, activándolas para que puedan hacer su trabajo. Las enzimas son moléculas que estimulan y hacen posible las funciones metabólicas de nuestras células.

La Spirulina contiene la vitamina E que es liposoluble y las vitaminas del complejo B que, por ser hidrosolubles, no pueden ser almacenadas en el cuerpo y necesitan un aporte diario a la comida. Las vitaminas de la Spirulina se presentan en cantidades bien equilibradas y además en su estado natural con una absorción mayor que los suplementos sintéticos.

Vitamina E

La vitamina E funciona como anti-oxidante en nuestro cuerpo, protegiendo la frágil membrana celular de la destrucción por parte de los radicales libres. Mejora el aprovechamiento del oxígeno, mejora el sistema inmunitario y es preventiva contra el cáncer. En varias investigaciones se pudo constatar la función cardio-protectora de la Vitamina E.

Mejora el aspecto de las cicatrices, mantiene saludable la piel, el pelo, los músculos y los nervios.

Vitaminas del complejo B

Juegan un rol importante como co-enzimas en la producción de energía y ayudan a mantener saludable la piel, ojos, pelo, hígado, músculos y las funciones cerebrales. Por el alto consumo de alimentos refinados, tales como el arroz blanco, la harina blanca, el azúcar blanco, así como en situaciones de mucho estrés, este complejo de vitaminas hace falta a mucha gente. Es ya conocido que las vitaminas del complejo B permiten superar estados de angustia y depresión, una verdadera pandemia en la cultura occidental. Si se presenta la necesidad de tomar altas cantidades de uno o dos de sus componentes, es aconsejable tomar al mismo tiempo el complejo B completo, porque de esta manera trabajan en conjunto. Muchas de las vitaminas de este grupo tienen efectos antioxidantes.

Minerales importantes y de fácil absorción

El organismo de una persona adulta contiene aproximadamente 2.5kg de minerales. Los cultivos masivos de la agricultura actual producen alimentos cada vez más pobres en vitaminas y minerales debido al empobrecimiento de la tierra. Para suplir estos nutrientes necesitamos recurrir a suplementos alimenticios. Los suplementos químicos de minerales son asimilados en cantidades bajas por ser de naturaleza inorgánica. La Spirulina, por el contrario y en la medida que crece en un medio alcalino, incorpora los minerales en las moléculas de sus aminoácidos en forma de quelatos, los cuales son reconocidos por el cuerpo y facilitan de esta manera su absorción.

Vitalidad con los pigmentos de la Spirulina

La gran variedad de fitonutrientes o fotoquímicos (son los pigmentos de los carotenos, de la clorofila y de la ficocianina) que se encuentran en la Spirulina, no se encuentran en un frasco de suplementos sintéticos, se lo aseguro. Las verduras y las frutas frescas contienen estas valiosas sustancias que llenan nuestro organismo de vitalidad y nos protegen contra muchas enfermedades.

Beta-caroteno

El beta-caroteno forma parte del grupo de los carotinoides y es un antioxidante de suma importancia que se halla en los vegetales y frutas de color verde, naranja y amarillo. Es el precursor de la vitamina A que produce el cuerpo según su necesidad. La Spirulina contiene aproximadamente 20 veces más de beta-caroteno que la zanahoria amarilla.

El beta-caroteno acciona en nuestro organismo como un antioxidante, eso quiere decir que capta los radicales libres antes de que puedan hacer daño a las células. Estos radicales libres son producto de los procesos metabólicos normales del cuerpo, pero en algunas situaciones, como por ejemplo durante prolongadas exposiciones a la luz del sol, a la contaminación ambiental, a procesos infecciosos, a esfuerzos físicos y al humo, estas moléculas agresivas y dañinas se producen en mayor cantidad. Los radicales libres son sumamente inestables y reaccionan ante cualquier otra molécula del cuerpo produciendo daños celulares que conducen al envejecimiento prematuro y pueden causar tumores u otras enfermedades degenerativas. El beta-caroteno trabaja mejor en combinación con la vitamina C para desactivar los radicales libres.

Los científicos han descubierto que algunos carotenoides influyen en la comunicación inter-celular. En el caso del cáncer por ejemplo, las membranas de las células cancerígenas no pueden recibir la información de control del crecimiento de otras células. Los beta-carotenos abren las membranas de las células pre-cancerosas o cancerosas para que puedan recibir esta información, permitiendo al cuerpo enviarla y suspender así la división de las células malignas. El beta-caroteno es recomendado para la prevención del cáncer, las enfermedades cardiovasculares, el envejecimiento prematuro y para aumentar la inmunidad del cuerpo. Los carotinoides ayudan en muchas otras dolencias y disminuyen los dolores y molestias tales como: poli-artritis crónica, procesos virales, sida, efectos nocivos del alcohol, alergias, asma, problemas auditivos, cáncer, quemaduras, cataratas, crisis cardiacas, lupus, esclerodermia, etc.

El beta-caroteno natural es absorbido por nuestro organismo diez veces más fácilmente que aquel producido artificialmente, por esta razón es necesario una menor cantidad de éste, para obtener los mismos y hasta mejores efectos

La clorofila

Por su alto contenido de oxígeno destruye los gérmenes y virus, además tiene un efecto reparador sobre los tejidos y órganos enfermos o ulcerados. Desde la antigüedad, la clorofila ha sido reconocida como un gran cicatrizante; ella promueve además una importante acción desintoxicante al acoplarse con toxinas y metales pesados, desactivándolos para que puedan ser eliminados. Esta característica es de gran ayuda para las personas que fuman o ingieren drogas o viven en ambientes contaminados. La clorofila limpia el organismo, de esta manera mejora el sistema inmunológico, disminuye los olores corporales, mejora la circulación, la oxigenación, ayuda a la memoria, alivia las várices, las hemorroides, mejora la próstata y controla la diabetes.

La Ficocianina

La Ficocianina es el pigmento azul hidrosoluble que da a la Spirulina su característico color verde azulado. La Spirulina contiene cerca del 14% de esta molécula compleja que no se encuentra en ninguna otra planta. En muchos estudios científicos se constató su acción estimulante sobre el sistema inmunológico y su acción anticancerígena. La Ficocianina aumenta la actividad de los linfocitos y sostiene la función de autocontrol de cada célula, impidiendo la multiplicación de células dañadas o tumorales, además puede inhibir el daño oxidativo del ADN, causado por los radicales libres.

Científicos chinos descubrieron que la Ficocianina puede regular la producción de los linfocitos cuando las células de la médula son dañadas por radiación o tóxicos. Los científicos interpretan estos beneficios por su alto poder antioxidante entre otras razones. Ellos documentaron que la Ficocianina estimula indirectamente la producción de glóbulos rojos activando las células “madres” de la médula ósea.

Polisacáridos, Glucolípidos y Sulfolípidos: Los poderosos inmunoestimulantes

En las membranas celulares de la Spirulina encontramos el contenido en Polisacáridos (entre el 15 y 20%), que son carbohidratos muy complejos, que son absorbidos fácilmente por nuestro cuerpo. Con su contenido relativamente alto en Polisacáridos, la Spirulina nos ofrece energía rápida sin cansar al páncreas o causar hipoglucemia porque ella no necesita insulina para su absorción. Hace algunos años atrás, en 1979, científicos rusos descubrieron que los Polisacáridos de la Spirulina estimulan el sistema inmunológico en los conejos. En los últimos 12 años, muchos científicos de China, Japón y USA confirmaron que los Polisacáridos funcionan como una vacuna de amplio espectro contra bacterias indeseadas. En experimentos científicos se comprobó que solamente 3 gramos de Spirulina al día mejoran el sistema inmunológico, protegiendo al organismo contra el cáncer y las enfermedades en general.

El Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos encontró un buen efecto contra algunos virus in vitro con la acción de un extracto de agua caliente de Spirulina, el Calcium-spirulan (Ca-SP), que es un polisacárido sulfato. Según los estudios, estos componentes evitan que el virus se adhiera a las células o que ingrese en ellas, impidiendo de este modo su infección; hasta llegar al punto de que sea el cuerpo mismo quien pueda eliminar el virus por sus propias defensas. También se descubrió un importante efecto anti-coagulante del Ca-SP. En varios experimentos científicos se pudo observar una inhibición de las células cancerígenas con la aplicación de los mencionados polisacáridos. Otros experimentos revelaron un aumento en la actividad de la enzima Endonuclease, que es responsable de la reparación de los daños en el ADN.

Glucolípidos y Sulfolípidos:

Ellos forman parte de los carbohidratos de la membrana celular y son los componentes que determinan la identidad y el comportamiento de las células, además actúan como receptores antigénicos.

Bio-estimuladores para su Bienestar

Después de amplios estudios sobre la relación entre las enfermedades y los hábitos de alimentación, los científicos encontraron una estrecha relación entre estos dos factores. Las frutas y las verduras contienen sustancias bio-activas que no tienen valor nutritivo en el sentido de vitaminas o minerales, pero se pudo comprobar que estas sustancias actúan como estimuladores enzimáticos y transmisores de información celular, factores que son importantes para el funcionamiento armónico de nuestro metabolismo celular

Enzimas

Las enzimas son biocatalizadores que actúan sobre el metabolismo celular, sin ellas no hay vida biológica. Todos los procesos bioquímicos en nuestro cuerpo necesitan estas moléculas proteicas: comenzando por la respiración, la digestión, la asimilación y la transformación de nutrientes hasta la eliminación de toxinas metabólicas y células muertas. Las enzimas juegan también un rol importante en nuestro sistema inmunológico, en la regulación de la consistencia de la sangre y, muy importante, en la reparación de nuestro ADN.

La Spirulina contiene muchas enzimas pero su gran fuerza radica en su alto contenido de sustancias que estimulan a las enzimas propias de nuestro organismo; siendo estas una variedad en minerales, fitonutrientes, antioxidantes y polisacáridos. Esto explica las poderosas cualidades desintoxicantes y revitalizantes que actúan sobre nuestro cuerpo. Es un suplemento vivo – que “da vida” a quien la consume. Solamente en las frutas y en las verduras frescas encontramos las enzimas, así como en alimentos fermentados como el yogurt, el miso (pasta fermentada de soya) o en la col fermentada.

Enzima Superóxido dismutasa (SOD)

Una de las enzimas antioxidantes más importantes de nuestro organismo es la Superóxido Dismutasa (SOD). Esta enzima tiene un mecanismo maestro en la defensa celular contra los radicales libres, previene daños celulares y las enfermedades resultantes. Los daños por los radicales libres se han asociado a las enfermedades como artritis, asma, cáncer, Alzheimer y Parkinson. En pacientes con las mencionadas enfermedades se ha medido valores muy bajos de SOD.

Enzima Glutationperoxidasa

La Glutationperoxidasa es una enzima que contiene el antioxidante Selenio. Esta enzima tiene entre otras acciones, la de inhibir la acumulación de mutaciones celulares y los errores en la síntesis de las proteínas.

Fotones

Los fotones son partículas vibracionales y energéticas de la luz del sol. La Spirulina es un acumulador de energía de luz por excelencia, gracias a su estructura en hilera unicelular permite el contacto directo de cada una de sus células con los rayos solares. Estos fotones, que se acumulan en la Spirulina gracias a sus moléculas de biliproteínas (ficocianina), nos transmiten la energía y la vibración lumínica que es de inestimable valor para rejuvenecer nuestras células y mejorar nuestros estados de ánimo.

El científico Prof. Fritz-Albert Popp descubrió que la luz de estos fotones dirige nuestro metabolismo, facilitando la comunicación de las células y la armonía entre ellas. Esto hace posible que los millones de procesos bioquímicos, que se desarrollan simultáneamente en nuestro cuerpo, se realicen de manera sincronizada. Si hay escasez de fotones en una célula se hace más lento su metabolismo y ella pierde su vitalidad, debilitando en consecuencia la fuerza de nuestro sistema inmunológico.

Contenido de la Espirulina (Spirulina)

Calcio

  • Spirulina tienen 1.26 veces más calcio que el queso aunado a que la Spirulina
  • Spirulina tiene 4.15 veces más calcio que la soya.
  • Spirulina tiene 8.40 veces más calcio que la leche fresca.

Hierro

  • Spirulina tiene 22 veces más hierro que el hígado de res.
  • Spirulina tiene 32 veces más hierro que el frijol negro.
  • Spirulina tiene 34 veces más hierro que las espinacas.
  • Spirulina tiene 83 veces más hierro que el filete de res.

Proteínas

  • Spirulina tiene 1.65 veces más proteínas que la soya.
  • Spirulina tiene 2.47 veces más proteínas que la leche entera en polvo.
  • Spirulina tiene 2.70 veces más proteínas que el filete de res, sin embargo el filete tiene colesterol.
  • Spirulina tiene 2.99 veces más proteínas que los frijoles.
  • Spirulina tiene 3.25 veces más proteínas que el hígado, siendo éste último muy alto en colesterol.

Betacaroteno

  • Spirulina tiene 1.60 veces más betacaroteno que el hígado de res.
  • Spirulina tiene 15.2 veces más betacaroteno que los duraznos.
  • Spirulina tiene 21.0 veces más betacaroteno que las zanahorias.
  • Spirulina tiene 76 veces más betacaroteno que el queso.

Vitamina B1 (Tiamina)

  • Spirulina tiene 3.9 veces más vitamina B1 que la carne de puerco.
  • Spirulina tiene 1.6 veces más vitamina B1 que los piñones.
  • Spirulina tiene 13.4 veces más vitamina B1 que el hígado de res.

Vitamina B2 (Riboflavia)

  • Spirulina tiene 1.4 veces más vitamina B2 que el hígado de res.
  • Spirulina tiene 3.3 veces más vitamina B2 que la leche entrera en polvo.
  • Spirulina tiene 10.2 veces más vitamina B2 que los champiñones.
  • Spirulina tiene 21.0 veces más vitamina B2 que el filete de res.

Vitamina B3 (Niacina)

  • Spirulina tiene 1.2 veces más vitamina B3 que el atún en aceite.
  • Spirulina tiene 1.5 veces más vitamina B3 que la pechuga de pollo con piel.
  • Spirulina tiene 2.5 veces más vitamina B3 que el filete de res.
  • Spirulina tiene 140 veces más vitamina B3 que el huevo.

Vitamina B6 (Pirodoxina)

  • Spirulina tiene1.3 veces más vitamina B6 que el plátano.
  • Spirulina tiene 3 veces más vitamina B6 que la papa.
  • Spirulina tiene 3.4 veces más vitamina B6 que el filete de res.
  • Spirulina tiene 5.7 veces más vitamina B6 que la sandía.

Vitamina B12 (Cianocabalmina)

  • Spirulina tiene 3.2 veces más vitamina B12 que el huevo.
  • Spirulina tiene 7.8 veces más vitamina B12 que la leche entera en polvo